domingo, 23 de julio de 2017

Ya no soy.

Ni el mismo, ni dichoso...
tampoco triste, pero si melancólico.

Deseando un cambio, otra sociedad y un mundo distinto, ese que alguna vez vimos cuando chicos, aquellos que tuvimos la suerte de crecer o en cuna de plata, o en un lugar no abatido por guerras, hambre, desolación, caos, vorágine ni penumbra.


... Y así, aún así no logramos ser felices.

Porque lo puedes tener todo,
pero sentirte solo.

Ahora, mañana y siempre...
Y tienes claro que la única razón -hoy- por la que sigues en pie,
el día de mañana rehuirá de tu presencia, y aquel día serás un poco más miserable.

A esas alturas ya habrá ganado tu "problema de primer mundo", y desearás que todo termine.

Y aquel día... sin importarme más nada,
he de saltar y ser libre por unos segundos.

Nunca sabremos con certeza que es lo que hay al otro lado.

miércoles, 31 de mayo de 2017

The great disappointment.

La verdad, es que estoy algo ofuscado...

Puede que sea la obstinación, o el hecho de que ya no siento interés de aquella contraparte,
pero realmente reverbera este asunto en mi cabeza.

No quiero mantenerme de la misma forma,
pero pareciera que por lo pronto no habrán cambios de mi parte...
fuera de aquellos que por voluntad propia me dedico a escribir.

Y a estas alturas, siento que aquello que alguna vez pudo ser, a posteriori y hoy ya no lo es.

... Espero estar equivocado,
-y que mejore esa tortícolis-.

---

Por otro lado, creo que escribir en este blog ya no me satisface de la forma en que solía hacerlo.

Only I will tell if I delete it or keep it.

"I can remember a place I used to go
Chrysanthemums of white, they seemed so beautiful
I can remember, I searched for the amaranth
I'd shut my eyes... to see"

miércoles, 17 de mayo de 2017

Ojos de Otoño​

¿Será del tiempo o de nosotros dos?

El hecho de que habites en mí aún cuando no lo demuestro del todo...

Y es que cariño adorado, tus ojos de Invierno, tu mirada hacia el horizonte, tus labios carmín y tu piel blanquecina, aún cuando no lo demuestro, provocan caos en mi camino.

Pues ni hoy ni nunca, seré indiferente a tus encantos... Esos que no provocas a conciencia, pero que mi cuerpo, cabeza y corazón no dejan de notar.

Duerme bien hermosa.


viernes, 5 de mayo de 2017

Él se fue.

Es extraño cómo es que con el tiempo, he perdido esa capacidad de voluntad que antes era tan simple como acción e inmediata reacción.

Me es extraño el poder reconocerme desde hace un año al día de hoy.

¿Cuándo me volví tan frío?
¿Cuándo me dejaron de importar ustedes?
Aquellas que me hicieron quién hoy soy.

¿Quién fue aquella que me fragmentó?
¿Y por qué lo resiento ahora?

¿Seré trauma prolongado de un homicidio emocional realizado en grupo?
 
La realidad es que al día de hoy estoy rodeado de gente, pero me siento solo...

Sé que tiene que ver con la rutina, el exceso de trabajo y la poca gratificación que obtengo de lo que hago, en lo afectivo, lo emocional, lo laboral y lo estudiantil.

Hay veces en que creo que esto me hace feliz...
pero la realidad es que hace un buen tiempo dejó de hacerlo.


---

 Siento que estoy intentando imposibles, arando en el mar, plantando polvo, o cómo quieran llamarlo.
... Solo algunas cosas tengo ligeramente claras.

Quiero un cambio pronto...
Quiero saber cuándo lo podré tener.

Y quiero poder encontrarte...
encontrarte cuál tormenta perfecta,
oscura como la noche que refleja tu pelo,
cristalina cuál ojos convertidos en hiel,
y ahí, al fin...

Tomar tu mano, abrazarte y que se nos vaya la vida,
ahí.
Callados.
Solos,
tranquilos y temerosos.

Pero tan llenos de vida,
que necesitaríamos tres más
para aburrirnos de ese abrazo.

Cinco más para agotarnos los labios,
y diez más para olvidar nuestros cuerpos.

... Quiero poder encontrarte,
aunque realmente no tenga claro
si aquello que creo querer,
es realmente lo que quiero.

¿Y si quiero creer que te quiero creer que me crees quererte?

¿O será acaso que me quieres creer que te creo querer sin realmente cuestionarme si te creo o quiero?

Quiero poder encontrarte,
aunque no te tenga rostro,
aunque no te tenga forma,
y aunque no tengas figura,
y que por ello yo suponga buscarte
entre un mar de posibilidades.

Quiero poder encontrarte,
debo poder encontrarte.

Y te seguiré buscando,
aunque me tome toda la vida.




Suena: 
Elliot Smith - Between the Bars.



 
Drink up, baby, stay up all night
The things you could do, you won't but you might
The potential you'll be that you'll never see
The promises you'll only make

Drink up with me now and forget all
about the pressure of days
Do what I say and I'll make you okay and drive them away
The images stuck in your head

People you've been before
that you don't want around anymore
That push and shove and won't bend to your will
I'll keep them still

Drink up, baby, look at the stars,
I'll kiss you again
Between the bars where I'm seeing you
There with your hands in the air
waiting to finally be caught
Drink up one more time and I'll make you mine
Keep you apart deep in my heart
separate from the rest
Where I like you the best
And keep the things you forgot

The people you've been before
that you don't want around anymore
That push and shove and won't bend to your will

martes, 28 de marzo de 2017

Je ne suis

Yo no soy:

Aquel príncipe azul del que hablan los cuentos
ni el mar templado previo a la tormenta de una noche de verano.

Tampoco soy hoy
y se que no seré mañana,
el palpitar metronómico de un corazón en calma.

No soy yo aquel que aguantará estóico los embates de la vida,
ni de tu voluntad
de tu inamovilidad,
o tu displicencia.

Y es así querida...
que no espero aguantes mis virtudes,
mis anhelos
mis alegrías
mis sopores
como tampoco quiero que aguantes mis temores u omisiones.

No quiero que me soportes así,
frágil y temeroso.
Ni pretendo de esta letanía un llanto celestial.

No.
No tú.
Ni yo.

Ni nadie.

A nadie le pertenecemos y a nadie entonces nos debemos...
Llegamos por voluntad propia y es por ella que decidimos irnos.
Y es entonces esta suposición la que hondo cala hasta los miedos.

Cala por los errores,
las conversaciones
tu inexperiencia
mi sobrexperiencia

Y sobretodo aquella indiferencia que a veces nos proveemos.

Yo soy dueño de mi destino.
No lo eres tú.
No lo es un Dios del que no creo palabra alguna.
No lo son los cuidados esporádicos.
Ni lo son las palabras de cariño.


¿Es entonces el problema realmente un problema?

... Cuando no es como debiera ser.

sábado, 18 de febrero de 2017

Te pienso.

A veces más de lo que debería... con tus flores al hombro y tu corazón en el estómago.
Y realmente debo admitir que me duele un poco el no saber nada de tí.

... Aunque tú no me digas nada, y poco sepan de tí quienes tenemos en común.
Ya sé todo lo que te pasa sin que me lo digas... pasa que cuando escucho de tí, confirmo aquello que por incierto y conociéndote, solamente puedo suponer.

Espero en tu corazón, hayas al fin encontrado ese sol de invierno, que no calienta, pero es suficiente para mantenerte con vida.

Aunque no te lo diga y no te vea, te quiero mucho.

Salúdame a Trentren Vilu y Caicai Vilu.